lunes, 30 de marzo de 2015

Por trece razones

«Pero es más que sólo un arañazo. Es un puñetazo en el estómago y una bofetada en la cara. Es una puñalada en la espalda porque preferiste creer los falsos rumores que lo que sabías que era verdad.»


«Si escuchas una canción que te hace llorar y no quieres llorar más, no vuelves a escucharla. Pero no puedes huir de ti mismo. No puedes decidir no volverte a ver nunca más. No puedes apagar las voces de tu cabeza.»


«Quería que la gente confiara en mí, a pesar de todo lo que había oído. Y más que eso, quería que me conociesen.»


«¿Te diste cuenta de las cicatrices que dejabas detrás? No, probablemente no. Porque la mayoría de ellas son invisibles para el ojo humano.»